RUTA DEL VINO…Historia y Cultura entre las Viñas

Según cuenta la historia, durante el siglo XVI, los jesuitas se instalaron en el sector sur de la comuna de Portezuelo, en la actual Región del Biobío, a 38 kilómetros de Chillán, y aprovecharon las características climáticas -de una zona con mucha diferencia entre las temperaturas del día y la noche, gracias a que no existe un cuerpo de agua que actúe como regulador- para crear las primeras plantaciones de cepas de uva española para producir vino. Mostos destinados para las misas, pero que a las pocas décadas contagiaban a criollos e indígenas.

Con el paso del tiempo, el lugar fue catalogado como la cuna de aquel brebaje en nuestro país, y aunque, por ejemplo, los libros de historia que hablan de la Colonia se empeñan en destacar de forma genérica a Concepción como la productora del vino más rico del país, en Portezuelo, de generación en generación, los habitantes han contado historias de cómo ahí elaboraban el vino para trasladarlo en carretilla hasta la que actualmente es la capital regional del Biobío.

Pero más allá de la importancia que tiene esta área productiva en el sector -donde de los 1.300 agricultores, sobre una población de 5.500 personas, cerca del 70% se dedica a la actividad vitivinícola, entre ellos Joaquín Lavín Pradenas, padre del ministro de Educación-, la idea es desarrollar una ruta turística para recorrer las viñas. Un proyecto que no se ha podido consolidar, como sí ha ocurrido en otras comunas cercanas. Algo que sienten casi como una obligación, si se considera que su principal producto es el popular pipeño -de uvas País, Moscatel de Alejandría o Italia-, del que se generan cerca de cinco millones de litros anuales.

Uno que ha trabajado toda su vida en el tema es Gustavo Riffo, mediano productor, dueño de la viña Lomas de Llahuén, que en sus 15 hectáreas produce cerca de 150 mil litros anuales. Mientras se da tiempo para apuntar que el “pipeño que se vende en Santiago no es tan bueno como el de acá, por lo que el trago terremoto -al vino se le agrega helado- acá sería mucho más rico”, se entusiasma con una posible ruta para turistas. Sabe que “habría que organizarse, porque ahora no tenemos la capacidad para eso y las pocas personas que vienen sólo pueden ver la bodega”.

Similar pensamiento transmite Daniel Sbarbaro, quien en la Viña Panguilemu, la más grande de la comuna, con una producción anual de dos millones y medio de litros, recibe en ocasiones hasta visitantes extranjeros. “Por ahora, no tenemos experiencia para eso, porque siempre nos hemos dedicado sólo a producir vino. Sería bueno que pudiera venir gente y explicar lo que hacemos”.

Un tema con el que han tenido que lidiar los productores en el último tiempo son las constantes ofertas de las forestales para comprar sus terrenos, con el fin de instalar plantaciones, lo que ha provocado que disminuyan considerablemente las hectáreas utilizadas para la actividad, pues muchos han aceptado.

 

NUESTRAS VIÑAS DE PORTEZUELO

Viña Panguilemu 

PAG WEB :  http://www.panguilemu.cl/index.php

En 1951 Gerónimo Sbarbaro, inmigrante italiano residente en nuestro país, adquiere el Fundo Panguilemu. En aquel tiempo, el terreno poseía 79 hectáreas de viñedos, en su mayoría de la cepa País, que producían alrededor de 300 mil litros de vino al año, destinándose a la venta a granel.UVAPANGUILEMU

En los años 70, la administración del Fundo pasa a manos de Daniel Sbarbaro, hijo de Don Gerónimo, quien se encargó de reemplazar parte de la producción de vinos tintos por blancos, permitiendo la aparición de la variedad Moscatel de Alejandría. A mediados de esta década, parte de la producción comienza a ser envasada bajo la marca “Vinos Portezuelo”. El formato de venta correspondía a envases de vidrio de 5 litros conocidos popularmente como “garrafas”.

En la década de los 80 se reemplaza la bodega de adobe que había hasta el momento y se edifica en el mismo sitio la nueva bodega. Se construyen cubas de cemento y autovinificadores, junto con ello se introducen nuevas variedades tintas: Cabernet sauvignon, Carménère, Carignan y Cinsaut; y blancas: Moscateles, Torontel, Chardonnnay y Sauvignon blanc. Además, se implementan nuevos sistema de conducción de la viña. A fines de esta década se reemplazan los antiguos lagares de cemento en donde se fermentaba, por cubas de acero inoxidable con sistema de refrigeración. Por razones de mercado, la Viña dejaría de envasar temporalmente.

VIÑEDOSPANGUILEMUEn los años 90 se integra a la Viña el Fundo San Antonio, también perteneciente a la comuna de Portezuelo, cambiando su nombre a San Geronimo. Si bien en un comienzo no existían viñedos, después de desmalezar y talar bosques se utilizó para aumentar la superficie de cepas finas en especial Cabernet sauvignon, Carmenere, Chardonnay y Sauvignon blanc.

Junto con lo anterior, se introdujo el riego por goteo para favorecer la producción de algunas de las variedades. En la bodega se continuó el cambio de cubas de madera por cubas de acero inoxidable, se mejoró el sistema de producción, cambiando la vendimiadora, y las prensas de tornillo por prensas neumáticas. A fines de los 90 se mejoró la producción de vinos blancos finos, a través de nuevas técnicas de fermentación con el uso de levaduras seleccionadas, y mediante el control de la temperatura gracias a un equipo enorefrigerador. Se retoma además la venta de vino envasado en el formato de bidón y botellón plástico de 5 y 2 litros, junto a la botella 1100 cc., comenzando a comercializarse con el nombre de “Vinos Panguilemu”.ACEROÀNGUILEMU ACEROPANGUILEMU2

A partir del 2000, se continúa aumentando la superficie de viñedos junto con el reemplazo de las plantas más antiguas. Asimismo, Vinos Panguilemu decide incursionar en el mercado de los vinos varietales, privilegiando a sus variedades Cabernet, Carménère y Moscatel de Alejandría, y posteriormente Chardonnnay y Sauvignon blanc.

Viñedo Panguilemu….El Encanto de un Sabor Fresco.

Se ubica a siete kilómetros de Portezuelo, en la parte oriental de la Cordillera de la Costa. Destaca por los suaves lomajes donde se extienden sus cultivos. La antigüedad de sus centenarias parras contrasta con la gran fertilidad de su entorno, bajo la majestuosidad de sus cielos en permanente renovación nubosa. El espíritu de esta fertilidad se ha traspasado naturalmente a la tierra, lo que ha permitido la explotación de nuevas cepas en el curso de los años.
En el viñedo Panguilemu se encuentra el origen de nuestros vinos. Posee una superficie total de 800 ha, 80 de las cuales corresponden a viñas. En un principio se contaba con cepas de variedades blancas; Moscatel de Alejandría o “Italia”, Moscatel de Austria, Moscatel Amarilla, Torontel y Corintio; y variedades tintas como Paía, Cinsaut, Carignan y Malbec, con antiguedad de más de 50 años. Posteriormente se introducen las cepas tintas: Cabernet sauvignon y Carménère y las blancas Chardonnay y Sauvignon blanc.

vinopanguilemu2vinopanguilemuDestaca la variedad País, algunas de cuyas parras poseen antigüedad de más de cincuenta años, y cuya producción se ha mejorado a través de sistemas de conducción (espaldera). Por último, se encuentra la variedad blanca de Moscatel de Alejandría, la que producto de las condiciones particulares del terreno, produce un fruto muy concentrado en sabor y aroma.

Debido a que su particular lomaje atenúa los efectos de las corrientes de aire, el viento no es tan frecuente como en San Gerónimo, lo que se traduce en una mayor presencia de nubosidad. Posee menos horas de luz y su clima es más templado, existiendo una mayor humedad, producto de la menor circulación de aire.

Su clima fresco permite producir vinos generosos en aromas con una acidez “equilibrada” especial para Chardonnay, Sauvignon blanc y Carménère.

El viñedo Panguilemu no tiene riego, encontrándose en condiciones de secano, es decir, se abastece con las aguas lluvias y de las napas subterráneas. A raíz de esto, los cultivos se extienden desde sectores bajos, generalmente planos y con mayor humedad hacia los pies de lomas.

VIÑEDOS DE LA RED DE TURISMO RURAL-RED DEL VINO PORTEZUELO)fotofomento1

  El Producto Estrella : El Vino Pipeño de Portezuelo:

El vino más humilde de Chile, se pone etiqueta gracias de una decena de productores del secano costero de Maule e Itata que aprovecharon el enorme potencial de su fruta. 

 No estamos en la Borgoña pero nos fascina parecernos. No vivimos en California pero adoramos el viñedo anglosajón. El copy paste con la viticultura europea y norteamericana pesa fuerte en Chile. Será un complejo provinciano. Qué se yo. El tema es que hasta hace poco solo había espacio para cepas nobles identificadas con esos mundos: los pinot noir, los merlot y el cabernet sauvignon. Por nombrar algunos. Pero el vino chileno ha vivido una especie de metamorfosis los últimos 20 años. Un proceso de introspección que lo ha llevado a mirar hacia adentro. A sus raíces más profundas.IMG_1466

Pasó con el carmenere el 94 cuando lo resucitó el ampelógrafo Jean Michel Boursiquot. Lo mismo fue hace unos años con el carignan, cuando fueron los Morandé, los Movi y otro grupo de viñateros al interior del Maule. Y hoy, es el turno del país y el cinsault. Dos cepas que de la mano del Pipeño y los cientos de productores en el granito secano del Itata están armando una revolución. De las chuicas al etiquetado. De la botillería de la esquina al on trade europeo. La humilde bebida de los compipas de pueblo, hoy es respingada y tomada más en serio de lo que nosotros hubiéramos imaginado.

En este milagro enológico tiene mucho que ver el empuje del francés Louis-Antoine Luyt. Un negociante de vinos que vio un nicho hasta ahora desvalorizado. No solo logró aglutinar a una decena de productores con un  tremendo know how del secano costero, sino que también sacarle provecho a una fruta con enorme potencial para venderlo en Chile pero también para ponerlo en el on trade europeo.

El Pipeño es el vino que históricamente se manejaba, guardaba, transportaba y se vendía en barriles de Raulí de 400 litros llamadas Pipas. De ahí viene su nombre original. O sea más que con la variedad o el lugar de origen este vino tiene más con una técnica artesanal que se usa. Podría haber un pipeño del Maipo por ejemplo.

IMG_0108“Originalmente está hecho artesanalmente y guardado en envases chico llamadas Pipas. Por eso el nombre de Pipeño. Y como la uva de tiempos de la colonia era la cepa misión o país, se relacionó el Pipeño con esa uva. Pero puede ser de moscatel también”, nos dice otro productor de la zona de Yumbel, Manuel Moraga Gutiérrez. Más conocido como el Cacique Maravilla.  El saca desde esa localidad su Cacique Maravilla País/Cinsalut 2013. Ambos disponibles directamente en la bodega (www.caciquemaravilla.cl).

Con una fruta acida y nerviosa que nos hace imaginar un vino que a veces parece jugo antes que vino. Fresco a rabiar. La sobremesa soportaría dos botellas por lo menos.

Louis-Antoine, nos cuenta que actualmente se produce en el secano costero con parras manejadas familiarmente y en forma comunitaria sin ningún sistema de conducción con viñedos prefiloxéricos hasta de 350 años. Arado animal, con aplicaciones de azufre manualmente y moliendas a pie. Básicamente está concentrada en el Valle de Itata, un lugar con lomajes suaves y mayoritariamente campesino.

“Si asumimos una producción promedio conservadora de 3.500 kg por hectárea de uva estamos hablando de un territorio que produce 75.000 mil toneladas de uvas, a un 50% de rendimiento de mosto son 32.500.000 litros que pueden trabajarse comercialmente agregando valor al producto y consolidando una red de comercio justo con los viñateros que los fidelice con el poder comprador, que pueda ir a buscar el vino y llevarlo a un lugar adecuado para el embotellado y distribución”, señala Louis Antoine.

De ahí nacen su Pipeño Legendario Guarilihüe/Cinsault y también el Pipeño de Cauquenes Cancha Alegre de Louis Antoine Lyout. Dos ejemplares con tremenda acidez, color rosado aromas a violetas y rosas blancas. Hay estructura pero no gordura. Es seco y con una acidez que de nuevo, invita a beber pedir otra botella. Los vende al extranjero a US$6 el litro. Y en Chile lo distribuye directamente a $4.000 el litro de vino.

 Lo mismo pasa en la Ribera Sur del Maule con el Pipeño país del productor González Bastidas hace lo propio con un estilo quizá algo más comercial con un hermoso color de espaldas más anchas y una boca masticable y jugosa.

 Ahora en términos de calidad por supuesto que hay diferencias. Entre estos nuevos Pipeños embotellados y los que se venden en la Piojera u otros bares populares. “Los que ellos venden, son vinos comerciales, con preservantes como el sorbato de potasio, muchos sulfitos, lavaduras, encimas, alcohol, tintas, endulzantes, agua. En fin, productos con sabor a vino algo así. Mientras el Pipeño de nosotros es solo jugo de uva fermentado con sus propias levaduras (salvajes) macerado y decantado por gravedad. Lo mismo que mi Papa y mi abuelo hacia atrás han hecho durante siglos. Lo único que cambié fueron los fierros por acero inoxidable y aplicar una vinificación limpia, lo más higiénico posible en el desborre, los mosteos y la embotellación”, precisa Moraga Gutiérrez.

Y no es que estos productores sueñan con hacer vinos de 100 puntos ni mucho menos. Pero si creen que con maceraciones más largas y cepas finas se pueden llegar a hacer Pipeños muy finos. Y que nos pueden dar identidad. Esa cosa que andamos buscando desesperadamente. Que nos hace mirar tanto para afuera y preguntarnos poco si nos gusta lo que tenemos.

VIÑA LOMAS DE LLAHUEN 

Nuestros Comienzos:

llahuen2Viña Lomas de Llahuen nace en 1986, por los hermanos Francisco y Gustavo Riffo como consecuencia de la cesantia de la época y bajas oportunidades laborales presentes en la zona. Sus inicios no fueron fáciles ya que no contaban con capital ni terrenos para trabajar y menos con alguna producción, sino contaban con una idea de negocio y muchas ganas de doblar la mano al destino y surgir en su propia tierra, es asi como parten con una cosecha anual de 900 kg de uva que se transformaron en los primeros 600 litros de vino para venta a granel.

llahuen1

A pasar poco tiempo en el negocio del vino a granel se dieron cuenta que no era rentable,ya que en esos años la comercialización era en  pipas de 400 litros y mas, donde los intermediarios pagaban a bajo precio a los productores y algunos derechamente no les pagaban. Es por ello que al inicio de la década del 90 Lomas de Llahuen decide envasar en garrafas de vidrio de 5 litros y con ello se atreven a buscar clientes en Chillan con el afán de buscar mejores precios y oportunidaes, con el fin de lograr alguna estabilidad de trabajo anual.UVASLLAHUEN2

Así se fue trabajando muy duro y con mas ganas que recursos se fueron abriendo pequeños mercados en Chillan Principalmente, proyectando de esta forma un negocio serio y con inclusión de la familia de ambos socios hermanos, es así como hoy Lomas de Llahuen trabaja con los hijos y sobrinos de los socios fundadores, actualmente Lomas de Llahuen tiene 15 hectareas de viñas en producción, con productos envasados en 5 litros , 2 Litros y botellas de 750cc, vinos de calidad como Cabernet Sauvignon, Late Harvest y vinos espumosos.IMG_1076VINOSLLAHUEN2

 Nombre : Viña Lomas de Llahuen.  VIÑASALTOLLAHUEN2

Dirección: llahuen s/n comuna de Portezuelo
Coordenadas 36° 34´ 30,97” S y 72° 28’ y 59.60” O.

Hectáreas propiedad: 19 ha.                                   VIÑASALTOLLAHUEN
10 ha: variedad País.
2 ha: variedad Moscatel de Alejandria
1,5 ha: variedad Cabernet Sauvignon
1,5 ha: variedad Syrah
2 ha: variedad Cinsualt (Plantación nueva)
2 ha: variedad Tintorero. (plantación nueva)

Productos:
Garrafas de 5 litros: tradicional e histórico Pipeño tinto y blanco
Botellas: Cabernet Sauvignon, Cinsualt, País,  Late Harvest y Espumantes.

 CONTACTO: Gustavo Riffo Fernandendez 
Encargado del área de producción Sociedad agrícola y comercial El Almendro ltda.
Cel: 93282543. / riffofernadez@gmail.com

 

 VIÑA FUNDO LA POSADA (PRADO WINEYARD & WINERY) – RED DE TURISMO RURAL DE PORTEZUELO/RED DEL VINO

FUNDOPRADO

NUESTRA HISTORIA:

El fundo la posada está constituido por la  unión de tres fundos, San Javier, La Posado y Quitento que fueron adquirido por Abraham Prado Marín en el año 1901. Al momento de la compra, esta viña junto a sus bodegas, ya estaban en funcionamiento desde hace al menos 30 años. El nombre actual de este predio proviene de una antigua parada de carretas aledaña a las bodegas. Este era el antiguo camino principal a Portezuelo, el pórtico del pueblo.

PRENSAPRADO

Cuentan los locales que los pobladores,  se organizaban entre una o mas familias para ir por mercadería a Chillán. Este viaje en carretas, por un largo camino de tierra, era celebrado con la parada en La Posada donde vendían refrescos y se saludaba tanto al que llegaba como al que partía.

 Esta estrecha relación entre el publo de Portezuelo y el Fundo La Posada se vió plasmado por el compromiso con que don Abraham Prado Marín asumió su participación como habitante de esta comuna.  Al  cabo de unos pocos años de llegado fue electo alcalde de Portezuelo.

 Don Abraham, casado con la señora Eugenia Le-Fort  tuvo 9 hijos, Abraham, Mario, Absalón,  René, Emilio, Alejandro, Eugenia, Raquel  y Marta

 Emilio Prado Le-Fort, médico cirujano egresador de la Universidad de Chile,trabajó durante muchos años en el Instituto Bacteriológico de Chile logrando producir la bacuna contra la tos combulsiva por primera vez en Chile.   En busc de una vida mas tranquila y en contacto con la naturaleza , decidió junto a su señora María Haydeé Petermann Sancy y su único hijo de 3 años, Miguel, cambiar la vida de la ciudad por la del campo. Fue así como sucedió a su padre en la administración del campo.

Don Emilio, tuvo también gran participación en la comuna, ya que ejerció la medicina ad-honres atendiendo principalemete a las personas mas necesitadas durante muchos año  llegando a ser director del hospital de Portezuelo. Dentro de unas de sus obras mas importantes se encuentra el haber gestionado y conseguido  la llegada de la electricidad al pueblo.

 Es muy recordado y con mucho cariño por la gente antigua de Portezuelo como el Doctor Prado. Miguel Prado Petermann, asumió la administración del campo hace aproximadamente 40 años.

Don Miguel ha sido también miembro honorario del Club de Huasos de Portezuelo, quienes tienen sus instalaciones dentro del Fundo La Posada. Gracias a él, se cumplió el anhelo de la familia de envasar y lanzar al comercio este vino en el año 1982  bajo el nombre Vino Pipeño La Posada. que por razones de fuerza mayor dejó de embotellarse.

 En la actualidad, trabaja junto a sus hijas Daniela  y Soledad.

 L A  V I Ñ A …entre el vino y el patrimonio

Viña Prado, es un proyecto que se viene formulando hace largos años. VENDIMIADORESPRADO

Nuestra misión, es conformar un espacio donde el vino no es tan solo un producto, sino un lugar, con nombres, con historias.Queremos revelar a través de  nuestro trabajo, nuestro patrimonio, que se ata a lo mas profundo del ser y habitar en esta tierra.La bodega, es un antiguo edificio construido alrededor de 1870,  aquí se producen nuestros vino.

Ésta construcción en adobe, a lo largo de los años ha ido evolucionando para dar cabida a los espacios de bodega. A pesar de haber resistido muchisimos terremotos, tras el del año 2010, los muros fueron fuertemente dañados, actualmente se encuentra bajo una cuidadosa reparación ya que es muy importante par nosotros poder conservar este tipo de contrucción.

INTERIOR BODEGARADOVinos que no son de guarda, sino mas bien de espera. Desde el agua de lluvia que riega nuestros viñedos hasta la llegada de los cambios estacionales, todas las temporadas involucradas en el cultivo de estos vinos tienen que ver con el tiempo de la espera.

Porque la tierra y sus frutos son algo que no se pueden acelerar, mas solo esperar,

V I Ñ E D O S 

Nuestros viñedos se distribuyen a lo largo del fundo la posada,  contamos con aproximadamente 33 hectáreas de viñas, donde cada cual se identifica con un nombre. Nombres que han aparecido con el tiempo, que resaltan cualidades del lugar. La regalona por ejemplo, debe su nombre a su abundante producción.

UVASPRADO1 UVASPRADO2 UVASPRADO3

CABALGATAS

Lo invitamos a recorrer nuestras viñas  y cerros a caballo. Estas cabalgatas pueden ser también guiadas.Es un panorama ideal para los pequeño, que pueden disfrutar de esta actividad mientras Ud. realiza una visita a nuestras bodegas.

Sugerimos ponerse en contacto  con nosotros con anterioridad para asegurar disponibilidad.

Nombre: fundo la posada

rol: 155-55

Georreferencia: -72.406039238, -36.538381150,20

20 hectáreas variedad  Cepa Paìs

10 hectáreas variedad Moscatel de Alejandria

vino Pipeño.

CONTACTO: NANCY CANALES   nancy_agronomia@yahoo.es

Telefono:  +56 42 57 11 18

PAG WEB : http://soledadpradoc.wix.com/prado#!inicio/mainPage

CABALGATASPRADO

Los comentarios están cerrados.