PARROQUIAS Y MUSEO

Museo Histórico-Cultural de Membrillar.​
Sector Membrillar.

07

Museo Batalla de Membrillar

Museo Batalla de Membrillar

En la localidad de Membrillar,es conocida por ser el lugar donde se desarrolló una de las mas sangrientas e importante batalla entre las tropas realistas y patriotas.El hecho conocido como batalla de Membrillar costo la vida a mas de 200 soldados que apoyaban a la corona española, asegurando de paso en gran medida, la independencia nuestro país.
En recuerdo a este hito histórico,nos encontramos con el Museo Histórico-Cultural De Membrillar, en el cual podemos observar armas (como espadas y revolver),personajes y herramientas de la época.​
Siguiendo en la misma ruta, nos encontramos a menos de 1 km de distancia de un homenaje ofrecido por el centro de padres de la escuela de membrillar a la batalla histórica en donde resalta el lema “A nuestras fuerzas Armadas, siempre Vencedoras, Jamas Vencida”

UN INTERESANTE SITIO PARA CONOCER…

16053_136083773210022_1724848415_n 374556_136083803210019_1800601100_n

Museo de la Batalla de Membrillar

Museo de la Batalla de Membrillar

Parroquia de Portezuelo…Reseña y Tradición Religiosa

PORTEZUELO hacia 1895 tenía 757 habitantes. La parroquia del lugar ya existía en el siglo XIX y sus libros ya guardaban muy valiosa información.

La iglesia católica se fundó en Portezuelo en 1842 y quedó ubicada en la intersección de las calles San Martín y Catedral.

Una gran incendio destruyó su archivo parroquial a mediados del siglo XX. Sin embargo, esta desgracia es superada por las autoridades eclesiásticas y los feligreses, construyéndose un nuevo templo en calla Catedral con Baquedano, la que se inauguró el 21 de noviembre de 1900 y se denominó Nuestra Señora del Carmen.

La fé católica se propaga y extiende hacia el sector rural a través de misiones periódicas.

La circunscripción de su parroquia, en sus inicios, se denominó de Buenos Aires, según se apunta en el diccionario geográfico de la República de Chile de F.S. Astaburuaga, 2da. edición, Santiago, 1899.

La villa de PORTEZUELO celebra como día aniversario el 21 de noviembre, fiesta religiosa que recuerda la presentación de la Virgen Nuestra Señora al templo, guiada por sus padres, en su niñez. Esta antigua devoción constituye una tradición religiosa y popular, que los habitantes de PORTEZUELO recuerdan como el día onomástico del pueblo.

Algunos vecinos antiguos evocan con nostalgia, que todos los años para este día finalizaba en el templo la misión a nivel parroquial, la que culminaba con una gran fiesta religiosa en homenaje a la Virgen del Carmen, patrona de la parroquia y del pueblo cristiano.

Esta terminación de la misión católica data de unos 70 años a la fecha.

Un vecino al respecto acota: “como el 21 de noviembre es época de calores, la gen­e empezó a vender mote con huesillo, dulces chilenos, refrescos, cerveza y con el tiempo se fue transformando en ponche y vino. De esa manera la fiesta católica que se hacía se fue desvirtuando”

Una vez que finalizaban los actos religiosos se iniciaba la fiesta criolla popular con ramadas, carreras a la chilena, topeaduras y juegos populares.

Los vecinos creían que esta fiesta religiosa, correspondía a la celebración de la fundación de PORTEZUELO, pero en verdad los actos se hacían exclusivamente como una veneración a la Virgen.

La madre naturaleza fue muy dura con la religión y es así como el día 16 de mayo de 1954 el templo parroquia de nuevo es arrasado por un incendio. En esta catástrofe murió calcinado el padre Francisco Mulligan.

El templo actual data de 1950 y se construyó sobre un antiguo cementerio en la época del párroco Jaime Cheridan.

Aún se recuerda a los sacerdotes que tuvieron a su cargo la parroquia del lugar, de que a pesar de ser un medio difícil en que ejercían su apostolado, fueron evangelizando a los habitantes de la localidad y sectores rurales. Ellos fueron el presbítero de Naveas; Ramón Punti; Carlos Navarrete; Vicente Cowan y otros que descansan en paz.

Museo Campesino de Portezuelo

Nace por  iniciativa de quien en vida fuera el padre Ricardo Sammon, quien tiene la ingeniosa idea de rescatar de los campesinos antigüedades que producto de la modernidad estaban quedando en el olvido y tenían un valor patrimonial incalculable, ya que habían tenido  relevancia en el desarrollo del secano de Ñuble.

Los campesinos le  donaron al padre Ricardo, piezas en greda, implementos de tiro animal, olletas de fierro, victrolas, planchas de fierro, máquinas de coser, entre otras.

La muestra del museo campesino  se ha expuesto en los encuentros de Raíces Folklóricas organizada por la Parroquia Nuestra Señora del Carmen  de Portezuelo en el mes de  noviembre y estos  últimos tres años en el encuentro con el mundo rural en Portezuelo.

No se cuenta con un lugar físico para visitar la muestra y las piezas son de propiedad de  la parroquia de Portezuelo, yo participo como organizador de la muestra en cada uno de estos eventos.

Los comentarios están cerrados.